Me encanta la cremosidad de los risottos, y es una receta que se puede hacer sin pizca de lácteos. Además este risotto, como muchas de las versiones veganas, es saludable, no tiene nada de grasa, pues la nata es vegetal y el toque a queso lo consigo añadiendo levadura de cerveza ecológica. Es relajante para el hígado y la vesícula biliar y ayuda a reducir el colesterol por doble partida, por emplear avena y por utilizar apio. Si hacemos este plato en invierno, que se puede porque apio ya tienes siempre en las tiendas de venta de verduras,tienes que saber que es una verdura en realidad de primavera.

Categoría, , , , DificultadPrincipiante

Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción40 minsTiempo Total50 mins

Ingredientes para 4 personas
 250 grs de avena en grano
 1 cebolla
 2 ramas de apio
 4 champiñones grandes
 250 ml de nata de avena (puede ser de arroz o de soja)
 1 hoja de laurel
 2 cs de levadura de cerveza ecológica
 Sal marina sin refinar
 AOVE (aceite de oliva virgen extra)
 1 vaso de vino dulce

Preparación
1

Empezamos haciendo la avena, como en olla normal tarda casi una hora os aconsejo hacerla en olla a presión y luego añadirla a las verduras del risotto. Para ello lavar bien y con tres vasos de agua cocerla en olla a presión 20 minutos. (el tiempo empieza al subir el chivato de la olla)

2

Mientras se hace la avena vamos a preparar las verduras. Pelamos el apio, quitando los hilos si los tuviera. Esto se hace con el cuchillo, rompes una de las esquinas y tiras hacia abajo arrancando los posibles hilitos. Pelar y corta la cebolla en cuadraditos finos y los champiñones en láminas.

3

En una sartén ponemos un chorrito de AOVE, y salteamos 5 minutos la cebolla con una pizca de sal y a fuego fuerte, como siempre para que sude un poquito. Pasados los 5 minutos añadimos el apio y los champiñones, cocinamos 5 minutos más con tapa.

4

Añadimos la nata, removiendo bien, el vaso de vino dulce y una pizca de sal, tapamos. Cocer unos 10 minutos a fuego bajo.

5

Sacamos la avena de la olla, escurrimos y tras esos 20 minutos de cocción de las verduras mezclamos con la avena, dejamos 5-10 minutos más para mezclar sabores y que la avena se haga un poco más.

6

Finalmente añadimos la levadura de cerveza, tapamos y a reposar unos minutos. Espero que os guste el cambio de arroz por avena y que lo disfrutéis ¡tanto como nosotras lo disfrutamos en casa!

Ingredientes

Ingredientes para 4 personas
 250 grs de avena en grano
 1 cebolla
 2 ramas de apio
 4 champiñones grandes
 250 ml de nata de avena (puede ser de arroz o de soja)
 1 hoja de laurel
 2 cs de levadura de cerveza ecológica
 Sal marina sin refinar
 AOVE (aceite de oliva virgen extra)
 1 vaso de vino dulce

Instrucciones

Preparación
1

Empezamos haciendo la avena, como en olla normal tarda casi una hora os aconsejo hacerla en olla a presión y luego añadirla a las verduras del risotto. Para ello lavar bien y con tres vasos de agua cocerla en olla a presión 20 minutos. (el tiempo empieza al subir el chivato de la olla)

2

Mientras se hace la avena vamos a preparar las verduras. Pelamos el apio, quitando los hilos si los tuviera. Esto se hace con el cuchillo, rompes una de las esquinas y tiras hacia abajo arrancando los posibles hilitos. Pelar y corta la cebolla en cuadraditos finos y los champiñones en láminas.

3

En una sartén ponemos un chorrito de AOVE, y salteamos 5 minutos la cebolla con una pizca de sal y a fuego fuerte, como siempre para que sude un poquito. Pasados los 5 minutos añadimos el apio y los champiñones, cocinamos 5 minutos más con tapa.

4

Añadimos la nata, removiendo bien, el vaso de vino dulce y una pizca de sal, tapamos. Cocer unos 10 minutos a fuego bajo.

5

Sacamos la avena de la olla, escurrimos y tras esos 20 minutos de cocción de las verduras mezclamos con la avena, dejamos 5-10 minutos más para mezclar sabores y que la avena se haga un poco más.

6

Finalmente añadimos la levadura de cerveza, tapamos y a reposar unos minutos. Espero que os guste el cambio de arroz por avena y que lo disfrutéis ¡tanto como nosotras lo disfrutamos en casa!

Risotto de avena y apio