Patés veganos

Los patés convencionales son un alimento muy graso, lleno de aditivos y por supuesto con sufrimiento animal. La versión de patés vegetales está pisando fuerte y hoy día los consumen tanto personas veganas o como personas no veganas. Ahora se convierten en un alimento verde, sabroso, sano y muy versátil porque puedes hacerlo con infinidad de alimentos, solo tienes que dejar libre tu imaginación. Esta receta es un clásico pero me encanta. Espero que os guste tanto como a mi. 

Categoría, DificultadPrincipiante
Tiempo de Preparación15 minutosTiempo Cocción10 minutosTiempo Total25 minutos
Ingredientes para 5 personas
 200 g de zanahorias
 50 g de nueces ( cacahuete o almendras)
 2 cucharadas de zumo de limón
 Sal marina sin refinar
 1 cucharadita de comino ( o al gusto)
 AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Preparación
1

Lo primero que vamos a hacer es hervir las zanahorias, si no son ecológicas las tenemos que pelar. Córtalas en rodajas medianas y ponlas en una cazuela pequeña con un poco de agua, solo cubrir la mitad, y una pizca de sal. Cocinar 15 minutos.

2

Mientras se hierven las zanahorias, tuesta las nueces en una sartén sin aceite durante unos minutos, dos o tres, siempre removiendo para que no se quemen. Una vez lista aparta del fuego y reserva.

3

Escurre las zanahorias pasado el tiempo o cuando veas que están blanditas. Deja un poco de ese agua para batir.

4

Ahora batimos las zanahorias con el zumo de limón, el comino, un poco de sal y un buen chorro de AOVE.

5

Añade las nueces y bate de nuevo hasta conseguir una pasta homogénea. Ya tienes un paté suave, dulce, especiado y original para empezar como entrante en cualquiera de tus menús o para picar entre horas.

Ingredientes

Ingredientes para 5 personas
 200 g de zanahorias
 50 g de nueces ( cacahuete o almendras)
 2 cucharadas de zumo de limón
 Sal marina sin refinar
 1 cucharadita de comino ( o al gusto)
 AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Direcciones

Preparación
1

Lo primero que vamos a hacer es hervir las zanahorias, si no son ecológicas las tenemos que pelar. Córtalas en rodajas medianas y ponlas en una cazuela pequeña con un poco de agua, solo cubrir la mitad, y una pizca de sal. Cocinar 15 minutos.

2

Mientras se hierven las zanahorias, tuesta las nueces en una sartén sin aceite durante unos minutos, dos o tres, siempre removiendo para que no se quemen. Una vez lista aparta del fuego y reserva.

3

Escurre las zanahorias pasado el tiempo o cuando veas que están blanditas. Deja un poco de ese agua para batir.

4

Ahora batimos las zanahorias con el zumo de limón, el comino, un poco de sal y un buen chorro de AOVE.

5

Añade las nueces y bate de nuevo hasta conseguir una pasta homogénea. Ya tienes un paté suave, dulce, especiado y original para empezar como entrante en cualquiera de tus menús o para picar entre horas.

Paté de zanahoria y frutos secos