Receta vegana

La cebolla es un bulbo subterráneo que no falta en ninguna de nuestras cocinas, lleves la línea que lleves. Pero se puede hacer con ellas mucho más que trocearlas y añadirlas a un sofrito, esta receta es una DELICIA, y muy buena para sacar mucosidad del pecho, por la cebolla y por la mostaza. Una receta que según como la emplates, puede pasar de un simple horneado a un plato gourmet. 

Categoría, DificultadPrincipiante
Tiempo de Preparación10 minutosTiempo Cocción40 minutosTiempo Total50 minutos
Ingredientes para 4 personas
 6 cebollas pequeñas
 1 cucharada sopera de mostaza Dijons
 AOVE (aceite de oliva virgen extra)
 Sal marina sin refinar
Preparación
1

Empezamos horneando las cebollas, para ello solo quítales el culo y la cabeza y déjales la piel. Es mi truco para que no te queden secas. Hornea a 180º durante unos 35 minutos o hasta que veas que estén tiernas, depende del tamaño de tus cebollitas.

2

Mientras se hornean solo queda diluir la mostaza en abundante aceite con una pizca de sal y una cucharada de vinagre de manzana o de arroz.

3

Una vez horneadas las cebollas deja que se enfríen un poco, las pelas con cuidado y las cortas por la mitad.

4

Para servir se colocan hacia arriba con una cucharada del aliño de mostaza, decora con algo que de color como unas semillas de sésamo negro y listo, una receta muy sencilla pero que sorprenderá a tus comensales.

Ingredientes

Ingredientes para 4 personas
 6 cebollas pequeñas
 1 cucharada sopera de mostaza Dijons
 AOVE (aceite de oliva virgen extra)
 Sal marina sin refinar

Direcciones

Preparación
1

Empezamos horneando las cebollas, para ello solo quítales el culo y la cabeza y déjales la piel. Es mi truco para que no te queden secas. Hornea a 180º durante unos 35 minutos o hasta que veas que estén tiernas, depende del tamaño de tus cebollitas.

2

Mientras se hornean solo queda diluir la mostaza en abundante aceite con una pizca de sal y una cucharada de vinagre de manzana o de arroz.

3

Una vez horneadas las cebollas deja que se enfríen un poco, las pelas con cuidado y las cortas por la mitad.

4

Para servir se colocan hacia arriba con una cucharada del aliño de mostaza, decora con algo que de color como unas semillas de sésamo negro y listo, una receta muy sencilla pero que sorprenderá a tus comensales.

Cebollitas con mostaza