Albondigas Oteo

Esta es una sencilla receta a base de mijo y verduras crudas facilísimas de preparar. Apta para principiantes. El mijo es un cereal muy versátil, que dada su fácil aglutinación sirve para hacer albóndigas, croquetas, hamburguesas... y sin necesidad de añadir harinas o pan rallado. Una de las cualidades a destacar de este grano redondo y amarillo es que tonifica el bazo y el páncreas y es una fuente de calcio saludable. Y es muy bueno para tratar problemas estomacales por falta de fuerza digestiva como hinchazón de barriga, gases o digestiones lentas.

CategoríaDificultadPrincipiante

Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción15 minsTiempo Total25 mins

Ingredientes para 4 personas
 150 grs Mijo
 1 Calabacín crudo
 1 Cebolla mediana cruda
 1 pizca de pan rallado
 1 pellizco de sal
 Aceite para freír

Preparación
1

Lo primero de todo, como siempre que usamos algún ingrediente a granel, es lavar el mijo con abundante agua bajo el grifo. Que vaya saliendo el agua clara.

2

Ponemos a hervir 15 minutos el mijo con 1 medida por 3 de agua y una pizca de sal.

3

Mientras se hierve el cereal rallamos el calabacín y la cebolla. Una vez rallado hay que eliminar el agua que van soltando porque sino estropearán las albóndigas. Para ello sala las verduras, ponles un peso encima y déjalas una media hora. Tras pasado ese tiempo elimina el agua que expulsaron.

4

Mezcla las verduras con el mijo ya hervido y deja que se enfríe. En este paso es cuando puedes añadir alguna hierba aromática o especia si te apetece darle más sabor.

5

Una vez enfriado ya puedes hacer las bolitas rebozadas con un poco de pan rallado. Quedan mucho mejor y crujientes si las haces pequeñas.

6

En una sartén con abundante aceite añade de poco en poco las albóndigas, para que no se enfríe demasiado el aceite y queden bien fritas.

7

Puedes acompañarla de tu salsa favorita, nosotras las hicimos un día con salsa de tomate casera y otro día con una salsa de yogur vegano, pepino y albahaca.
Buen provecho, y a disfrutar de estas delicias!

Ingredientes

Ingredientes para 4 personas
 150 grs Mijo
 1 Calabacín crudo
 1 Cebolla mediana cruda
 1 pizca de pan rallado
 1 pellizco de sal
 Aceite para freír

Instrucciones

Preparación
1

Lo primero de todo, como siempre que usamos algún ingrediente a granel, es lavar el mijo con abundante agua bajo el grifo. Que vaya saliendo el agua clara.

2

Ponemos a hervir 15 minutos el mijo con 1 medida por 3 de agua y una pizca de sal.

3

Mientras se hierve el cereal rallamos el calabacín y la cebolla. Una vez rallado hay que eliminar el agua que van soltando porque sino estropearán las albóndigas. Para ello sala las verduras, ponles un peso encima y déjalas una media hora. Tras pasado ese tiempo elimina el agua que expulsaron.

4

Mezcla las verduras con el mijo ya hervido y deja que se enfríe. En este paso es cuando puedes añadir alguna hierba aromática o especia si te apetece darle más sabor.

5

Una vez enfriado ya puedes hacer las bolitas rebozadas con un poco de pan rallado. Quedan mucho mejor y crujientes si las haces pequeñas.

6

En una sartén con abundante aceite añade de poco en poco las albóndigas, para que no se enfríe demasiado el aceite y queden bien fritas.

7

Puedes acompañarla de tu salsa favorita, nosotras las hicimos un día con salsa de tomate casera y otro día con una salsa de yogur vegano, pepino y albahaca.
Buen provecho, y a disfrutar de estas delicias!

Albóndigas Oteo